EVANGELIO DEL DÍA LUNES 29 DE ENERO DEL 2018

 

Marcos 5, 1-20: “En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos llegaron a la otra orilla del lago, que es la región de los gerasenos. Apenas había bajado Jesús de la barca, un hombre vino a su encuentro, saliendo de entre los sepulcros, pues estaba poseído por un espíritu malo. El hombre vivía entre los sepulcros, y nadie podía sujetarlo, ni siquiera con cadenas. Varias veces lo habían amarrado con grillos y cadenas, pero él rompía las cadenas y hacía pedazos los grillos, y nadie lograba dominarlo. Día y noche andaba por los cerros, entre los sepulcros, gritando y lastimándose con piedras. Al divisar a Jesús, fue corriendo y se echó de rodillas a sus pies. Entre gritos le decía: «¡No te metas conmigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo! Te ruego por Dios que no me atormentes.» Es que Jesús le había dicho: «Espíritu malo, sal de este hombre.» Cuando Jesús le preguntó: «¿Cómo te llamas?», contestó: «Me llamo Multitud, porque somos muchos.» Y rogaban insistentemente a Jesús que no los echara de aquella región. Había allí una gran piara de cerdos comiendo al pie del cerro. Los espíritus le rogaron: «Envíanos a esa piara y déjanos entrar en los cerdos.» Y Jesús se lo permitió. Entonces los espíritus malos salieron del hombre y entraron en los cerdos; en un instante las piaras se arrojaron al agua desde lo alto del acantilado y todos los cerdos se ahogaron en el lago. Los cuidadores de los cerdos huyeron y contaron lo ocurrido en la ciudad y por el campo, de modo que toda la gente fue a ver lo que había sucedido. Se acercaron Jesús y vieron al hombre endemoniado, el que había estado en poder de la Multitud, sentado, vestido y en su sano juicio. Todos se asustaron. Los testigos les contaron lo ocurrido al endemoniado y a los cerdos, y ellos rogaban a Jesús que se alejara de sus tierras. Cuando Jesús subía a la barca, el hombre que había tenido el espíritu malo le pidió insistentemente que le permitiera irse con él. Pero Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: «Vete a tu casa con los tuyos y cuéntales lo que el Señor ha hecho contigo y cómo ha tenido compasión de ti.» El hombre se fue y empezó a proclamar por la región de la Decápolis lo que Jesús había hecho con él; y todos quedaban admirados”.

Reflexión: Por el Servicio de Animación Bíblica de la Diócesis de Ciudad Guayana. Responsable: Luis Perdomo.

La Iglesia Universal celebra hoy, entre otros Santos, la fiesta en honor al Beato Manuel Domingo y Sol. Meritorio sacerdote español, fundador de la Hermandad de Sacerdotes Operarios Diocesanos del Sagrado Corazón de Jesús. Su obra cruzó muchas fronteras. En Venezuela los Operarios han sido los grandes impulsores de los Cursillos de Cristiandad. En Guayana particularmente hay grandes motivos para recordarlo, la Parroquia San Buena Ventura que hoy está de fiesta, es testigo de su entrega por el Evangelio de Jesucristo.

Por su parte la liturgia diaria nos invita a meditar el Evangelio según San Marcos capítulo 5 versos del 1 al 20. En el que se narra la llegada de JESÚS y sus discípulos a la región de Genesaret, la orilla opuesta a la región donde Él  y sus discípulos habitaban.

La otra orilla representa un nuevo desafío de la acción evangelizadora. de JESÚS. Ya que mientras que la orilla occidental está ocupada principalmente por la población judía, con poca presencia de griegos y sirios, la otra orilla, es decir la oriental está ocupada exclusivamente por personas extranjeras que no practican la religión de Israel. Por eso es que el evangelista, hace énfasis, en la distancia que los separa, que no es tanto la geográfica, sino la distancia cultural y religiosa.

En ese escenario JESÚS, enfrenta una oposición mayor, ya que es una legión de demonios, El hombre al que tienen poseído, es incapaz de ubicarse en el ámbito de los vivos y prefiere la compañía de los muertos. La acción de JESÚS, lo libera, no sin antes hacer recaer el castigo sobre los cerdos, símbolo del culto a los dioses paganos y a la violencia institucional del imperio romano.

La acción liberadora se complementa cuando el hombre recién liberado, se dirige hacia su casa para anunciarles la Buena Noticia de su propia salvación. Al confrontarnos con el texto, vemos que también nosotros que nos ubicamos en la orilla de los gerasenos, enfrentamos a una legión  de ideologías que legitima la violencia sobre los más débiles, el atropellos a los derechos humanos fundamentales y la manipulación de la información, convirtiendo mentiras en verdades falaces. Pero también nos invita a saber que nuestra lucha sería vana sino supiéramos de antemano que solamente podemos vencer esos demonios de la mano de JESÚS, Porque si lo hacemos solos, confiando en nuestras fuerzas y esfuerzos, terminaríamos derrotados, porque es indudable que estos males que nos azotan tienen un carácter sobrehumano.

Líbranos Señor JESÚS, de las fuerzas malignas enraizadas en nosotros, para que seamos capaces de anunciarte a todos aquellos con los que diariamente nos interrelacionamos. Amen.

 


escudo-diocesis Diócesis de Ciudad Guayana
Senda Sula, Villa Alianza
Bolívar, Puerto Ordaz
Tel. (0286) 922 16 38
E-mail: administracion@diocesisdeciudadguayana.org.ve
  
logo-pastoral-de-medios Comisión Diocesana de Medios de Comunicación Social
Torre Caura. Planta libre oficina 2
Bolívar, Puerto Ordaz
Tel. (0424) 941 24 06
E-mail: pastoralmcs@diocesisdeciudadguayana.org.ve
pastoralmcsguayana@gmail.com