13 Diciembre, 2016
Pastoral de Multitudes

Equipo

Equipo Diócesano

– Convite fraterno por la Paz


“El 7 de enero de 2017, en un clima de oración y compartir fraterno, las familias de los sectores de nuestras parroquias se encuentran para orar por la paz del mundo entero (del sector, de la ciudad…) a fin de que, renovando el compromiso de vivir en paz, juntos construyan comunidades vivas y dinámicas donde se comience a saborear los valores del Reino”

Lema: Padre Nuestro que estás en el cielo, Danos la paz

Signo: Encender una vela por la paz

Justificaciones:

  1. Las situaciones de violencia a las que permanentemente están sometidas las familias de nuestros sectores, no les permiten espacios de reunión fraterna y de compartir desde la oración y la esperanza.
  2. La familia como imagen de la Iglesia, está abierta a la vida, custodia y engendra el don de la vida y por el don de la fe engendra la vida de la gracia: lleva a sus hijos al bautismo, transmite amor, fe y esperanza. Es orante, reza unida, es lugar de encuentro con Dios (cf. CPV – IF 43)
  3. Reunir a la familia al inicio del año, en un clima de oración, de comunicación de bienes espirituales y de compartir fraterno, las sensibiliza para reunirse en comunidad con otras familias y para renovar el compromiso de ser espacios donde se solucionan los conflictos y se supera la violencia.

 

Desarrollo

  1. Una hora antes de la actividad un miembro de la familia prepara en el lugar escogido por la familia, un altar con flores, Biblia, una imagen de la Virgen y una vela.
  2. Reunidos todos los miembros de la familia, el padre de familia o la madre inicia con la señal de la cruz y el saludo inicial. Invita a todos los presentes, tal como está escrito en el material impreso, a participar con cariño y recogimiento de esta celebración.
  3. Un miembro joven de la familia lee el hecho de vida y comparte las preguntas para el comentario de este hecho.
  4. El padre o la madre lee, seguidamente la lectura bíblica y se deja espacio para la reflexión; posteriormente invita a contestar las preguntas: ¿Qué dice el texto? ¿Qué nos dice? ¿Qué llamadas a la conversión nos hace el texto? Comentan entre todos.
  5. Otro miembro de la familia realiza la reflexión sobre la paz y el modo en como una familia cristiana ha de vivir los conflictos y de asegurar el diálogo para una convivencia más fraterna.
  6. Se realiza el gesto de encender la vela que esta al centro de la mesa preparada para la ocasión, mientras juntos se realiza la plegaria por la paz de nuestro pueblo.
  7. Al final se leen las sugerencias de compromisos que han de realizar a nivel personal y a nivel familiar. Se termina con la oración del Plan de Renovación. Se comparte un refrigerio o la comida.

 

– Celebración del Amor y la Amistad


 

“El 25 de febrero de 2017, en un clima de fraternidad, las familias de los sectores de nuestras parroquias se encuentran para celebrar la amistad y el amor (del sector, de la ciudad…) a fin de que, renovando su opción de vivir en el amor, juntos construyan comunidades vivas y dinámicas donde se comience a saborear los valores del Reino”

Lema: Santificado sea tu nombre, Construyendo comunidades fraternas

Signo: Intercambio de tarjetas

Justificaciones:

  1. “¡Cuántas situaciones de precariedad y sufrimiento existen en el mundo hoy! Cuántas heridas sellan la carne de muchos que no tienen voz porque su grito se ha debilitado y silenciado a causa de la indiferencia de los pueblos ricos. No caigamos en la indiferencia que humilla, en la habitualidad que anestesia el ánimo e impide descubrir la novedad.” (MV; 15)
  2. “La primera verdad de la Iglesia es el amor de Cristo. De este amor, que llega hasta el perdón y al don de sí, la Iglesia se hace sierva y mediadora ante los hombres. Por tanto, donde la Iglesia esté presente, allí debe ser evidente la misericordia del Padre. En nuestras parroquias, en las comunidades, en las asociaciones y movimientos, en fin, dondequiera que haya cristianos, cualquiera debería poder encontrar un oasis de misericordia.” (MV; 12)
  3. Reunir en comunidad, en clima fraterno y de compartir, nos permite reconocernos y celebrar las relaciones de amistad y amor que se establecen en nuestros sectores, comunidades, parroquias. Entiendo que somos en la diversidad podemos encontrarnos y amar al otro, reconociendo que en Él habita Dios.

 

Desarrollo

  1. Una hora antes de la actividad un miembro de la familia prepara en el lugar escogido por la familia, un altar con flores, Biblia, una imagen de Jesús y una vela.
  2. Reunidos todos los miembros de la familia, el padre de familia o la madre inicia con la señal de la cruz y el saludo inicial. Invita a todos los presentes, tal como está escrito en el material impreso, a participar con cariño y recogimiento de esta celebración.
  3. Un miembro joven de la familia lee el hecho de vida y comparte las preguntas para el comentario de este hecho.
  4. El padre o la madre lee, seguidamente la lectura bíblica y se deja espacio para la reflexión; posteriormente invita a contestar las preguntas: ¿Qué dice el texto? ¿Qué nos dice? ¿Qué llamadas a la conversión nos hace el texto? Comentan entre todos.
  5. Otro miembro de la familia realiza la reflexión sobre el amor y el modo en como una familia cristiana ha de vivir amándose y respetándose para asegurara una convivencia más fraterna.
  6. Se realiza el gesto intercambiar tarjetas que han dedicado a cualquier miembro de la familia, destacando la importancia de recordar y demostrar con frecuencia el amor que se tienen.
  7. Al final se leen las sugerencias de compromisos que han de realizar a nivel personal y a nivel familiar. Se termina con la oración del Plan de Renovación. Se comparte un refrigerio o la comida.

– Miércoles de Ceniza


 

“El 1 de Marzo de 2017, os bautizados y bautizadas que peregrinan en la Diócesis de Ciudad Guayana, al celebrar el Miércoles de Ceniza, se sensibilizan en el valor comunitario de la penitencia y redescubren la fuerza reconciliadora de la Pascua, a fin de poder construir las comunidades de hermanos que hagan presentes los valores del Reino en esta tierra guayanesa”

 

Justificaciones:

  1. El pueblo de Dios que vive en la Diócesis de Ciudad Guayana tiene fe y sentimientos religiosos pero está elementalmente evangelizado, lo que se pone de manifiesto en: su escaso compromiso fe – vida, en la poca valoración de los sacramentos, en la mezcla de elementos cristianos y no cristianos en su práctica religiosa (MR – PDR/E Diagnóstico 523).
  2. En la diócesis de Ciudad Guayana…” se organizan las celebraciones del conjunto y se valora la religiosidad del pueblo, su sensibilidad y su lenguaje…” de esta forma, respondiendo a la liturgia y a la cultura, recorren un verdadero itinerario de educación en la fe” (MI – PDR/E 114)
  3. La celebración del miércoles de ceniza es una oportunidad para confrontar la fe y la vida del conjunto y sensibilizar al Pueblo de Dios para que inicie en un camino de valoración personal y comunitaria de los sacramentos pascuales, especialmente del Sacramento de la reconciliación.

 

Lema: Venga a nosotros tu reino y reconcílianos

Signo: Campaña Compartir

Desarrollo

  1. Convocado el Pueblo de Dios para celebrar el miércoles de ceniza en el lugar elegido y previamente preparado, quien preside la Asamblea da la bienvenida a las comunidades y a los diversos grupos y recuerda el lema que todos juntos deben repetir.
  2. Se inicia motivando el sentido penitencial de la celebración, pero también su sentido Pascual y la necesidad de poder vivirlo en comunidad.
  3. Se continúa con un canto adecuado al tiempo litúrgico que se está iniciando.
  4. En la homilía, quien preside debe tomar en cuenta el objetivo de la celebración, las justificaciones para introducir al Pueblo en la comprensión de lo que se está realizando. En consonancia con la Palabra hacer descubrir el valor que tiene la vivencia personal y comunitaria de la cuaresma, su sentido penitencial y de preparación a la Pascua. Hacer alusión al lema al final de la homilía.
  5. Se motiva adecuadamente el momento de la imposición de las cenizas
  6. Se realiza la oración de los fieles
  7. En el ofertorio se presenta el signo (Collage del afiche de la campaña compartir) haciendo énfasis en el sentido solidario de la cuaresma vivido como comunidad, se realiza la procesión de los demás elementos que se ofrecen (Pan y vino y los que la creatividad de quien prepara determinen). Se continúa la eucaristía como de costumbre.
  8. Se da la bendición final y se recuerda el lema proclamándolo todos juntos. Se invita a todas las personas al próximo encuentro de multitudes.

 

– 16 de abril de 2017 – Domingo de resurrección


 

“Los bautizados y bautizadas de la Diócesis de ciudad Guayana, al celebrar el Domingo de resurrección en una liturgia comunitaria festiva y alegre, son sensibles al valor de la vida y descubren, en la resurrección de Cristo, la fuerza para construir juntos las comunidades evangelizadoras que hagan presente los valores del Reino de Dios en esta Iglesia Local”

 

Justificaciones:

  1. “…no hay participación activa en las celebraciones litúrgicas, el lenguaje de los ritos y signos litúrgicos no es comprensible para la mayoría del pueblo… los servicios que se prestan en este sentido “parecen tener más consideración por las normas que por una pedagogía adecuada para que el pueblo los comprenda” (MR- PDR/E Diagnóstico 538). El pueblo de Dios que asiste a las celebraciones de Semana Santa suele quedarse con las imágenes de la muerte (Viernes Santo) y le cuesta pasar a la contemplación del Resucitado, esto se evidencia en la poca concurrencia a las celebraciones del Domingo de Resurrección, aunque suelen valorar los elementos de la Vigilia Pascual (Agua – Luz).
  2.  “Entró para quedarse con ellos; y mientras estaba a la mesa tomo el pan, lo bendijo, lo partió y se lo dio. Entonces se le abrieron los ojos y le reconocieron… se levantaron al instante y volvieron a Jerusalén y encontraron a los Once con los demás compañeros que afirmaban: Realmente ha resucitado el Señor” (Lc 24, 29c – 34)
  3. La liturgia es una experiencia – vivencia de fe; de ahí la comunidad toma sus fuerzas para afrontar la vida y su problemática con actitudes que buscan justicia, aseguran la paz y construyen comunidad. (MI- PDR/E 169)
  4. “La resurrección no es algo del pasado; entraña una fuerza de vida que ha penetrado en el mundo. Donde parece que todo ha muerto, por todas partes vuelven a aparecer los brotes de la resurrección… Esa es la fuerza de la resurrección y cada evangelizador es un instrumento de este dinamismo” (Cf. EG 276). La pastoral de multitudes al favorecer el dinamismo del conjunto, confronta la fe y la vida, en una fiesta llena de la Alegría y la fuerza del Resucitado.

 

Lema: “Hágase tu voluntad y resucítanos contigo”

Valor: Alegría

Signo: Agua asperjada a la asamblea

 

Desarrollo

  1. Convocados en el lugar de la celebración se inicia con la monición de entrada que debe rescatar el sentido comunitario de la Celebración Pascual y su fuerza misionera, se hace alusión al objetivo del encuentro.
  2. Se continúa con el canto de entrada festivo y alegre.
  3. Quien preside la celebración saluda y da la bienvenida a las diversas comunidades que hacen vida en los sectores y a los distintos grupos y movimientos que existen en la parroquia invitándolos a levantar la pancarta con el lema, todos juntos expresan su alegría diciendo el lema.
  4. Para el acto penitencial un monitor explica el sentido de la aspersión del agua recordando que el agua es el signo de nuestra celebración.
  5. Se realiza la aspersión al pueblo con el agua bendecida en la Vigilia Pascual, en vez del acto penitencial.
  6. Antes de la lectura del Evangelio se lee la secuencia en forma pausada, clara, si es posible acompañada por un fondo musical.
  7. En la homilía se recuerda el objetivo de la celebración sin detrimento del comentario a las lecturas que, siendo pascuales, nos ayudan a sensibilizar al pueblo sobre la fuerza transformadora de la resurrección y el valor que esta tiene para la construcción de comunidades discípulas misioneras.
  8. La celebración continúa como de costumbre
  9. Concluida la celebración se da la bendición final, repitiendo, si es posible el lema y despidiendo al pueblo con el doble Aleluya, invitándolos al próximo encuentro de pastoral de multitudes.
  10. Mientras el presidente va a la puerta a despedir al pueblo con el saludo interpersonal, se hacen cantos festivos y alegres, propios de la Fiesta pascual.

 

– Mayo  de 2017 – Coronación de la Santísima Virgen a nivel Zonal.


 

 “El pueblo de Dios que habita en la Diócesis de Ciudad Guayana, celebra la Coronación de la Santísima Virgen, en un ambiente festivo y comunitario como una manifestación de respeto, agradecimiento y reconocimiento, por la Madre del Salvador, la más fiel y perfecta discípula de Cristo, con la fin de unidos como una comunidad en oración y bajo el amparo de su amor, dar testimonio de la espiritualidad que nos anima para que el Reino de Dios acontezca visiblemente”

 

JUSTIFICACIONES:

  1. Para los católicos la Virgen María juega un papel muy importante en la manifestación de su espiritualidad. En el culto de la coronación se destaca el carácter majestuoso asignado por la doctrina católica a María como madre de Jesús, Hijo de Dios. El rito de la coronación a la Virgen es una reverencia hacia la Madre del Salvador, un Rey mesiánico. María es tenida e invocada como Reina y Señora de todo lo creado; una madre que engendró y le regaló al mundo la redención. María es colaboradora augusta del redentor.    .
  2. Uno de los objetivos de la coronación de la Virgen María es venerar y mostrar respeto por la Madre del Salvador, la más fiel y perfecta discípula de Cristo. La coronación es una plegaria, una oración comunal que exhorta y que une a una comunidad bajo el amparo del amor de María y la bendición de su hijo redentor. En muchas imágenes desde la antigüedad se ha representado a María coronada como Reina en el Cielo, por la Santísima Trinidad. Su corona es el amor de Dios. La pureza, la sencillez y el amor que María ofrece a sus hijos son elementos muy importantes que la hacen digna de toda su realeza. Por medio de los siglos, la misión pastoral de María se ha destacado por velar incansablemente por la unidad y la paz de toda la humanidad. Ella es la madre que intercede por sus hijos ante el Creador. El papa Pablo IV proclamó a María como Madre de la Iglesia, luego en el año 2000 san Juan Pablo II la otorga como Reina del mundo y de la paz. El rito de la coronación de María es un valioso proceso de inculturación, es una exaltación catequética y un momento evangelizador.
  3. En el siglo XVI la coronación de la Virgen María empieza a tener auge y a promoverse en los fieles, tanto laicos como religiosos. En el siglo XX el papa Pio XII tuvo el honor de instituir y fomentar la doctrina sobre la realeza de María e instaurar su fiesta. A la coronación de la Virgen María se le considera como una manifestación de agradecimiento y reconocimiento, sobresaltando “la suma alteza de la dignidad de la Madre de Dios y de los hombres, la cual ha sido exaltada a los reinos celestiales por encima de los coros angélicos”. (Pío XII, Encíclica “Ad Coeli Reginam”, 11 de octubre de 1954).

 

Lema: Danos hoy nuestro pan de cada día, de la mano de María

Valores: Respeto, acogida y valoración de la dignidad sagrada de la persona

Signo: Acogida (abrazo)

 

  1. Desarrollo
  1. Los miembros del Epap, el equipo de Pastoral de multitudes y los coordinadores  de los Sectores, reciben a la comunidad y les dan la bienvenida en la entrada del templo parroquial o del lugar escogido para realizar la actividad, de modo que   se invita a los peregrinos  a disponer el espíritu, cuidando una mantener una actitud de respeto donde cada uno se siente acogido en un ambiente agradable, y de valoración. En esta ocasión, en cada zona pastoral  se   coronan  diferentes advocaciones de la Virgen María.
  2. Convocado el Pueblo de Dios el último  domingo de mayo, quien preside da la bienvenida a toda la comunidad parroquial,  explica el objetivo del encuentro y hace repetir el lema a la Asamblea reunida, en su predicación hace alusión al objetivo. Al comenzar la ceremonia, diversos grupos presentan en el altar como nuestra humilde a nuestra Madre, pequeñas y sencillas coronas realizadas por los devotos de cada una de las advocaciones de la Virgen María, que se coronaran  este día. Seguramente para la Virgen será de mucho consuelo y alegría el ver que sus hijos, cumpliendo la profecía de su Magníficat de llamarla Bienaventurada (Lucas 1, 48), la reconozcan como Reina de sus comunidades, familias, cofradías, etc., coronando devotamente sus imágenes.
  3. Luego de la homilía: se da inicio al rito de la Coronación, que comienza con la entonación de  letanías especialmente preparadas, en las que se incorpora a las parroquias y capillas consagradas a la Virgen de esa zona pastoral. El  Celebrante inicia con los fieles la “Oración de Coronación”, mientras  corona  la imagen de la Santísima Virgen. El rito finalizó con un compromiso a viva voz de los presentes para hacer de esta zona, de sus familias y comunidades, instancias de evangelización y conversión. Al  concluir la homilía  repite el objetivo y el lema de la actividad.
  4. Después de la Comunión: el celebrante hace una pequeña catequesis sobre el signo realizado, resaltando su alcance que se vive en la familia y en la comunidad. Seguidamente,  mientras se canta una canción de acogida (se sugiere Dame la Mano), el celebrante invita a las familias a realizar, quienes no lo han hecho aún, o a renovar quienes ya lo realizaron, la Coronación de la imagen de la Santísima Virgen María como Reina de la Familia. Esa imagen de la Virgen Coronada será desde ese momento, el signo tangible que nos recordará nuestra pertenencia al Señor y que siendo como somos hijos de Dios por el Bautismo, nos atrevamos a vivir como tales.
  5. Despedida: El celebrante les da la bendición y repite junto con la asamblea el lema invitándoles a participar en la próxima actividad de la pastoral de multitudes que se realizará en el mes de junio con la eucaristía de los mensajeros en la celebración del corpus Cristi.

 

– 18 de junio de 2017 – Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo


 

“Los bautizados y bautizadas de la Diócesis de ciudad Guayana, al celebrar la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, en una liturgia comunitaria festiva y alegre, son sensibles al valor de la vida y descubren, en la Eucaristía la presencia real de Cristo que alienta nuestras vidas, y la fuerza para construir juntos las comunidades evangelizadoras que hagan presente los valores del Reino de Dios en esta Iglesia Local”

 

Justificaciones:

  1. Muchas comunidades cultivan y promueven el culto eucarístico fuera de la misa, mediante la exposición breve o prolongada del Santísimo Sacramento y la propagación de la devoción eucarística entre los grupos y movimientos, así como entre los fieles en general. … Sin embargo, debido a razones diversas, la Eucaristía todavía no ocupa el centro de la devoción del pueblo cristiano (CPV – CMF, 13)
  2. La liturgia es una experiencia – vivencia de fe; la comunidad cristiana ama y desarrolla su vida en torno a la Eucaristía y los sacramentos. De ahí la comunidad toma sus fuerzas para afrontar la vida y su problemática con actitudes que buscan justicia, aseguran la paz y construyen comunidad. (MI- PDR/E 169)
  3. Esta solemnidad… se vive como experiencia de promoción de la vida personal y comunitaria realizada en forma festiva y donde cada quien comparte en la misma, con todos, como hermanos (Cfr. PDR/E – MI 38)

 

Lema: “perdona nuestras ofensas y danos tu Pan y Vino”

Valor: Testimonio-participación

Signo: Procesión con el Santísimo Sacramento – banderines de colores

 

– III Encuentro de comunidades en Camino


 

El 21 de Julio de 2017, los bautizados y bautizadas de la Diócesis de Ciudad Guayana, que conforman las pequeñas comunidades (CEBs), los equipos parroquiales de animación pastoral (EPAPs), los equipos sectoriales de animación pastoral (ESAP), la red de mensajeros y el Consejo Pastoral Parroquial (CPP), los sacerdotes, diáconos, seminaristas, religiosas y religiosos , reunidos en un clima festivo y fraterno, realizan el III Encuentro Diocesano de Comunidades en Camino, con la finalidad de reflexionar, evaluar y celebrar la vida que surge en nuestras comunidades  de manera que cada uno salga motivado a promoverla con el fin de organizarse en una red de comunidades y, así, comenzar a saborear los valores del Reino.”

 

Justificaciones

  1. Frente al individualismo y la indiferencia que vive la sociedad hoy estamos llamados a proponer, constituir y alimentar estructuras participativas y comunitarias, donde se reflexione la Palabra, se ilumine la vida, se comparta la fe y se camine como pueblo de Dios hacia la santidad en pequeñas comunidades.
  2. El pueblo de Dios que vive en la Diócesis se expresa así: como una comunión de comunidades participativas, sensibles a la realidad, que viven buscando caminos de transformación y renovación, personal y comunitaria, en la dinámica de vivir en la esperanza de una auténtica liberación. (M.I. 31)
  3. Las pequeñas comunidades, también llamadas CEBS, crecen en su identidad personal y comunitaria, a través del diálogo constructivo y sistemático y de la confrontación de su fe con su vida. Su experiencia Comunitaria los ayuda a asumir los distintos servicios y ministerios, tanto a favor del crecimiento de ellas mismas, como de la comunidad parroquial.

 

Desarrollo

  1. Una hora antes de la reunión las comunidades de Cristo Rey y Buen pastor ambientan el lugar con una pancarta con el lema del Mes y un altar con flores, la Palabra y un cirio encendido. Los hermanos de los equipos de Don Bosco, Claret y San Buenaventura acomodan las sillas, preparan el sonido y una mesa con los materiales que se van a usar.
  2. Mientras van llegando los participantes, la comisión de Biblia y Catequesis, entrega el distintivo y van tomando los nombres, teléfonos, correos, parroquias y comunidades con celeridad.
  3. Iniciamos con una animación a cargo de las comunidades de La Victoria, quienes repasaran los cantos de la hoja preparada y harán repetir el lema del encuentro en un clima de alegría.
  4. Seguidamente el Equipo Diocesano de Animación Pastoral realizará la oración comunitaria,
  5. Inmediatamente el Obispo saluda a todos los presentes y recuerda el objetivo del Encuentro, acentúa la reflexión, evaluación y celebración de la vida como acciones que motivaran cada vez más a todos a construir las comunidades
  6. El Vicario de Pastoral, saluda a todos invitándolos a repetir el lema, seguidamente presenta a la persona que va a relatar la breve reflexión sobre el tema
  7. Terminado el relato temático, el Vicario de Pastoral invitará a trabajar por grupos, en los que habrá representación de cada zona pastoral, en dichos grupos se socializará la tarea – compromiso que se realizó luego del desarrollo   escrito al EDAP.
  8. Luego de la plenaria se dan 15 minutos de receso para compartir el café.
  9. Convocados para el segundo momento del encuentro, se hace un canto y una dinámica. La señora del Valle Ruiz indicará a los presentes que es el momento de evaluar el caminar y esto lo harán por parroquia, se reparte a cada grupo parroquial una guía con las preguntas de la evaluación. Concluida la evaluación se pide a algunos presentes que compartan cuales han sido las impresiones del camino realizado este año y que haría falta para seguir caminando. Se concluye con un canto adecuado.
  10. Se comparte el almuerzo
  11. Convocados en el salón se inicia la celebración final, animada por el Equipo Diocesano de Pequeñas comunidades y el EDAP, luego del compartir el evangelio y la reflexión se invita a los representantes
  12. El Equipo Diocesano de Pequeñas comunidades, evalúa entre los presentes, a través de una dinámica adecuada, el logro del objetivo del encuentro: Sujetos, Lugar, actividad (Reflexionar, evaluar, celebrar,) el compartir y si se cumplieron las expectativas de los participantes.
  13. El Vicario de pastoral recuerda que continuamos el proceso y con ello cierra la actividad.

 

– Agosto – Convivencia intrafamiliar


“El 19 de Agosto de 2017, en un clima de oración y compartir fraterno, las familias de los sectores de nuestras parroquias (del sector, de la ciudad…) se encuentran para compartir su ser familia, a fin de que, reconociendo su importancia para la comunidad y el desarrollo de cada uno de sus miembros, juntos construyan comunidades vivas y dinámicas donde se comience a saborear los valores del Reino”

Lema: No nos dejes caer y danos tu fortaleza

Signo: Fotos familiares

Justificaciones:

  1. El vertiginoso ritmo de vida de las familias no permite que ésta tenga espacios de encuentro y reflexión, donde se manifiesten los valores propios que de ella deben surgir. Así como también para compartir las experiencias de vida.
  2. La familia como imagen de la Iglesia, está abierta a la vida, custodia y engendra el don de la vida y por el don de la fe engendra la vida de la gracia: lleva a sus hijos al bautismo, transmite amor, fe y esperanza. Es orante, reza unida, es lugar de encuentro con Dios (cf. CPV – IF 43)
  3. Reunir a la familia en un clima de oración, de comunicación de bienes espirituales y de compartir fraterno, las sensibiliza para reunirse en comunidad con otras familias y para renovar el compromiso de ser espacios donde se vive la fraternidad y la alegría.

 

  1. Desarrollo
  2. Una hora antes de la actividad un miembro de la familia prepara en el lugar escogido por la familia, un altar con flores, Biblia y una vela.
  3. Reunidos todos los miembros de la familia, el padre de familia o la madre inicia con la señal de la cruz y el saludo inicial. Invita a todos los presentes, tal como está escrito en el material impreso, a participar con cariño y recogimiento de esta celebración.
  4. Un miembro joven de la familia lee el hecho de vida y comparte las preguntas para el comentario de este hecho.
  5. El padre o la madre lee, seguidamente la lectura bíblica y se deja espacio para la reflexión; posteriormente invita a contestar las preguntas: ¿Qué dice el texto? ¿Qué nos dice? ¿Qué llamadas a la conversión nos hace el texto? Comentan entre todos.
  6. Otro miembro de la familia realiza la reflexión sobre la alegría del compartir y el modo en como una familia cristiana ha de vivir para una convivencia más fraterna.
  7. Se realiza el gesto de compartir las fotos familiares y comentar momentos de alegría en familia.
  8. Al final se leen las sugerencias de compromisos que han de realizar a nivel personal y a nivel familiar. Se termina con la oración del Plan de Renovación. Se comparte un refrigerio o la comida.

 

– Octubre – Celebración Diocesana del DOMUND


 

El día sábado 21 de Octubre de 2017, los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de la Diócesis de Ciudad Guayana se reúnen como hermanos en Cristo, en un ambiente de alegría y fraternidad para renovar su compromiso misionero y unidos con la iglesia universal para celebrar el mes de las misiones, rezar por la actividad evangelizadora de los misioneros y motivar a otros a orar y colaborar económicamente con esta labor, así contribuiremos con la construcción del reino.

 

Lema: Decimos Amén anunciando tu Reino

Signo: Campaña DOMUND

 

JUSTIFICACIONES   

  • Hoy que la Iglesia quiere vivir una profunda renovación misionera, hay una forma de predicación que nos compete a todos como tarea cotidiana. Se trata de llevar el Evangelio a las personas que cada uno trata, tanto a los más cercanos como a los desconocidos. Es la predicación informal que se puede realizar en medio de una conversación y también es la que realiza un misionero cuando visita un hogar. Ser discípulo es tener la disposición permanente de llevar a otros el amor de Jesús y eso se produce espontáneamente en cualquier lugar: en la calle, en la plaza, en el trabajo, en un camino. (EG 127).
  • La Iglesia nos llama a vivir en santidad, y que más que la vida de una santa quien desde su humildad y sencillez entrego todo por la misión, por la construcción de reino de Dios.

 

  1. DESARROLLO

El día 21 de octubre se inicia la celebración con una eucaristía de acción de gracias por las misiones, realizando una ofrenda, peticiones enmarcadas al mes misionero, seguidamente de finalizar la eucaristía se realiza un compartir, luego se realiza presentación de danzas litúrgicas, obras de teatro y concierto misionero, donde todos con alegría alabamos y celebramos el sentirnos enviados y misioneros del padre.

Para finalizar la actividad se realiza la entrega de un detalle misionero a cada asistente.

 

 

 

– 12 de noviembre de 2017 – Día del Abrazo en Familia


 

“Las familias de la Diócesis de ciudad Guayana, celebran el Día del Abrazo en Familia, en una liturgia festiva y alegre, a fin de fortalecer los lazos familiares, el amor a la vida y descubrir, en la comunidad familiar y parroquial, el fermento de comunión y participación que supera el individualismo y el egoísmo y les ayuda a integrarse en las pequeñas comunidades para hacer presentes los valores del Reino en esta sociedad.”

 

Justificaciones:

“La familia guayanesa, está constituida sobre uniones matrimoniales frágiles que hacen fácil el divorcio, la infidelidad, la paternidad irresponsable, la abundancia de familias incompletas y el mal trato entre sus miembros. La incomunicación en el seno familiar, las actitudes y comportamientos machistas, la promiscuidad, juntamente con la falta de planificación familiar, la carencia de amor y educación para el amor (irrespeto a los derechos y valores de cada uno de los miembros de la familia) y la falta de formación moral y religiosa tienen a la familia en una situación grave de supervivencia. Se suman a los problemas anteriores: la carencia de vivienda, una economía depauperante, la corrupción, la condición de la mujer-madre-trabajadora, los cambios socio-culturales, la violación de los derechos de las familias y la influencia negativa de los medios de comunicación social hacen, que la institución familiar se sienta impotente ante su problemática” (PDR/E – MR pág. 8)

“La familia es una comunidad de amor, en la que los padres son ejemplo para los hijos, se comunican con facilidad, son sinceros, despiertan confianza y se demuestran cariño y comprensión. Crean espacios para la libertad y el desarrollo de las personas. Se interesan y preocupan, unos por otros, ayudándose a crecer y a madurar personal y comunitariamente. Esto aumenta su calidad de vida en un ambiente sano, alegre y optimista”. (PDR/E – MI 12)

“Las familias, aprovechan el apoyo constante que la parroquia les ofrece a través de la pastoral familiar que las involucran a todas. Con gusto participan en las actividades familiares y comunitarias, como encuentros, convivencias y experiencias de formación en la fe, para crecer en la educación y madurar en el amor”. (PDR/E – MI 25)

 

Lema: “Padre Nuestro, Familias Nuestras”

Valor: Encuentro – Fraternidad familiar

Signo: Comida para compartir con los más pobres

Desarrollo

  1. Convocados en el lugar de la celebración se inicia con la monición de entrada que debe rescatar el sentido comunitario de la Celebración del Abrazo en Familia 2017
  2. Se continúa con el canto de entrada festivo y alegre.
  3. Quien preside la celebración saluda y da la bienvenida a las diversas comunidades y familias que hacen vida en los sectores y a los distintos grupos y movimientos que existen en la parroquia invitándolos a levantar la pancarta con el lema, todos juntos expresan su alegría diciendo el lema.
  4. Se sigue la celebración como de costumbre. En la homilía se recuerda el objetivo de la celebración sin detrimento del comentario a las lecturas que iluminaran a los presentes haciéndoles descubrir la importancia de la comunión, el amor, el diálogo y el gesto del “abrazo” en la vida familiar.
  5. La celebración continúa como de costumbre
  6. Durante el ofertorio, además de los elementos propios que se ofrecen, cada familia ira al altar a ofrecer lo que ha traído para los pobres; signo de la comunión con los más necesitados y compromiso para seguir ayudando al más desvalido.
  7. Concluida la celebración se da la bendición final, repitiendo, si es posible el lema y despidiendo al pueblo invitándolos al próximo encuentro de pastoral de multitudes en torno a la fiesta de la Inmaculada Concepción Patrona de nuestra Diócesis.
  8. Mientras el presidente despide al pueblo con el saludo interpersonal, se hacen cantos festivos y alegres.

 



escudo-diocesis Diócesis de Ciudad Guayana
Senda Sula, Villa Alianza
Bolívar, Puerto Ordaz
Tel. (0286) 922 16 38
E-mail: administracion@diocesisdeciudadguayana.org.ve
  
logo-pastoral-de-medios Comisión Diocesana de Medios de Comunicación Social
Torre Caura. Planta libre oficina 2
Bolívar, Puerto Ordaz
Tel. (0424) 941 24 06
E-mail: pastoralmcs@diocesisdeciudadguayana.org.ve
pastoralmcsguayana@gmail.com