31 diciembre, 2016
Pastoral Educativa

La Pastoral educativa:

Es la movilización de todos los servidores de la educación, para que iluminados por la fe y, desde su quehacer propio, den su aporte para la creación de una sociedad nueva, colaboren en la formación de una conciencia cristiana y se integren, como sector, al proceso comunitario del pueblo. (Plan Global. Pág. 15)

La Pastoral Educativa pertenece al Nivel 2 de los niveles de acción pastoral, que en esta fase tiene su objetivo fundamental, a saber:

Los principales sectores de la población que viven en la diócesis de Cd. Guayana están sensibilizados al valor de la unidad y lo expresan con gestos propios, a través de servicios y acciones en favor de la misma, con el fin de estar en condiciones de integrarse en la organización del pueblo en comunidades. (Plan Global. Pág. 49)

El Objetivo de la Pastoral educativa mientras dure la III Fase del Plan Diocesano de Renovación y Evangelización, es el siguiente:

OBJETIVO

Los educadores de la Diócesis de Cd Guayana, acompañados del equipo de pastoral educativa diocesana, renuevan y fortalecen su vocación docente, a través de espacios que le permitan confrontar su fe con su vida, para el desarrollo pleno de su persona, del educando y demás actores del que hacer educativo, con el fin de construir una sociedad que se integre como Pueblo de Dios en comunidades en las que se hagan presentes los valores del Reino.

 

Justificaciones

  1. En nuestra Diócesis, tanto en escuelas públicas como privadas, tenemos profesionales de la docencia que sienten gran entusiasmo en su vocación. Sin embargo, vemos como otros reflejan limitaciones en el desempeño de su rol y vocación docentes. Se constata en algunos de ellos poco entusiasmo e interés en su actualización académica donde se refleje más compromiso, sentido de pertenencia y servicio, para fomentar  su formación humana – espiritual, así como en la de sus alumnos. Su situación es compleja, se sienten socialmente poco reconocidos, muchas veces atrapados en un círculo vicioso de ser víctimas y victimarios de un sistema educativo ineficiente. También encontramos educadores católicos que reclaman atención de las instancias  de la Iglesia que a su vez presenta una débil interrelación entre sus organizaciones educativas y otras instancias pastorales que dificultan la articulación de una pastoral de conjunto.           (Cfr. CPV – IE 32 – 36)

 

  1. Todos los hombres y mujeres en cuanto son participantes de la dignidad de la persona tienen derecho a una educación que esté abierta a las relaciones fraternas y que fomente la verdadera unidad y la paz. Esta educación se propone la formación de la persona humana y su fin último, que es la felicidad y su responsabilidad como miembros de una sociedad. El educador  como principal agente de esta misión es aquel que está consciente que la educación es tarea de todos, lo que exige la revalorización de su vocación docente, siendo garante de la articulación de esfuerzos entre todos los actores del hecho educativo. Le corresponde a la iglesia comprometerse en la recuperación moral de la sociedad y dentro de ella del docente, reforzando su mística vocacional y promoviendo en ellos una esmerada dedicación a su misión.
  1. La articulación de esfuerzos de todos los actores del hecho educativo favorece en la persona del educador (su ser y hacer) la confrontación de la fe con su vida, a través de espacios de encuentros formación conjunta y acompañamiento, esto permitirá que el educador revalorice su vocación siendo conscientes de su misión educadora, comprometiéndose con la recuperación moral de la sociedad.

 

META 1: Encuentro de Convocación para Conformación de los Equipos Parroquiales de Pastoral Educativa


 

EL 28 de Enero  de 2017, los educadores y educadoras católicos, que hacen vida en cada una de las parroquias de la Diócesis, se encuentran en un clima de fraternidad, y se hacen sensibles para conformar el Equipo Parroquial de Pastoral Educativa, y así realizar iniciativas educativas que nos permitan vivir los valores del Reino.

 

Justificaciones

  1. “Hay educadores católicos, sobre todo los que realizan su misión en las instituciones educativas oficiales, que sienten poca valoración y hasta abandono por parte de las instancias de la Iglesia, y reclaman mayor atención a su labor, que es tan importante para llevar adelante una auténtica renovación de la sociedad desde la inspiración del evangelio” (CPV – IE 36).
  2. “Promover, desde las parroquias e involucrando al personal católico de los centros escolares, la organización de equipos pastorales que ofrezcan oportunidades de experiencias formativas, den aporten para que la labor escolar sea orientadora y estimulen la formación religiosa, la educación en valores y el compromiso social” (CPV – IE 136 (Orientaciones pastorales al desafío 2))
  3. Queremos lograr con esta actividad: “Valorar a nivel local y parroquial el potencial que significan los numerosos educadores católicos que trabajan en centros educativos oficiales, reconociéndoles como presencia de Iglesia en los diferentes ambientes y tareas…haciéndoles sentir que su acción forma parte del plan evangelizador de la Iglesia local favoreciendo su relación y organización” (Cfr. CPV – IE 145)

 

:     Colectivo de formación sobre  “Dejen que los niños vengan a mí”

El 17 de Marzo de 2017, los educadores de las distintas instituciones educativas de la Diócesis de Ciudad  Guayana se reúnen para participar en el colectivo de formación en Educación religiosa escolar a fin de diseñar estrategias que le permita a fomentar en los educandos actividades de amor y respeto a Dios y al prójimo en la construcción del reino de Dios.

 

Justificaciones:

1-. En la actualidad el proceso educativo está sumergido bajo ideologías políticas que si bien en sus ares curriculares se parecían esfuerzos que permita fomentar herramientas de valores como es el material de valija didáctica y educando en valores, aun así se parecía acciones incoherentes, los docentes no hablan de Dios en las aulas, algunos por desconocimientos o falta de él en su corazón y otros se escudan con el respeto del libre ejercicio de religión ( CRBV) por lo que consideramos que el docente debe ser testigo y testimonio del amor viviente de Cristo por lo tanto el rol docente es válido en sensibilizar y motivar al docente hacia los valores humanos y espirituales bajo la iluminación de la palabra que conlleve a una mejor convivencia teniendo en cuenta el ser, hacer y el convivir.

2-. Los creyentes  ponen en común todos sus bienes, (Hechos 4,32-34) Por eso vayan pues y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. (Mateo 28,19) Biblia.

 

META  3:     Colectivo de formación sobre  “Educación en valores”


El 27 de Abril de 2017, los educadores y educadoras que peregrinan en la Diócesis de Ciudad Guayana, se reúnen en un clima fraterno para compartir la segunda parte sobre la educación en valores  fin de desarrollar estrategias pedagógicas para ser aplicadas en el aula de clases fortaleciendo los valores éticos-morales en los (as) educandos para la sana convivencia con el prójimo.

Justificaciones

  1. Los mensajes positivos que los adolescentes reciben de las instituciones, de la familia y de la Iglesia, “… chocan con el relativismo moral, con los modelos inconsistentes de realización personal, con la incitación al placer inmediato y superficial que se les ofrece en formas atractivas y seductoras que los hace más consumidores que creadores y productores, dejándose llevar por la corriente, más que afianzar las propias convicciones…” (CPV – IE 21)
  2. “La escuela, desde la organización, las relaciones y los contenidos, debe desarrollar las capacidades de la persona, su autonomía y dimensión comunitaria, favoreciendo la construcción de sujetos sociales, comprometidos con la transformación de la sociedad, y promoviendo los valores de justicia, honestidad, solidaridad, laboriosidad, participación y equidad, fomentando una sana emulación y favoreciendo que cada uno de lo mejor de sí mismo” (CPV – IE 95)
  3. ¿Cómo seguir educando en valores a nuestros adolescentes y jóvenes? Es nuestra preocupación fundamental. Los educadores confrontando su que hacer educativo diario reflexionan sobre su modo de educar en valores, se sensibiliza y compromete a promover “experiencias significativas” que ayuden a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes a vivir estos valores tanto en el aula como en el seno familiar.

 

META 4: Retiro Espiritual para docentes


“El 16 y 17 de Junio de 2017, los educadores y educadoras de la Diócesis de ciudad Guayana, en un clima de encuentro y reflexión, realizan un retiro espiritual acercándose a la persona de “Jesús, Maestro de la vida”, a fin de que confrontando la vida de Jesús con la propia podamos descubrir en Él al Maestro por excelencia desde cuya persona vivimos los valores del Reino que él nos propone”

Justificaciones:

  1. “Constatamos el escaso acompañamiento dado a los fieles laicos en sus tareas de servicio a la sociedad, particularmente cuando asumen una responsabilidad en las diversas estructuras del orden temporal. Percibimos una evangelización con poco ardor y sin nuevos métodos y expresiones, un énfasis en el ritualismo sin el conveniente itinerario formativo… De igual forma nos preocupa una espiritualidad individualista. Verificamos, así mismo, una mentalidad relativista en lo ético y religioso” (Aparecida 100 c)
  2. Jesús está presente en medio de una comunidad viva en la fe y en el amor fraterno. Allí Él cumple su promesa: “Donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mt 18, 20). Está en todos los discípulos que procuran hacer suya la existencia de Jesús, y vivir su propia vida escondida en la vida de Cristo (Cf. Col 3,3)” (Aparecida 256)
  3. Encontrarnos como comunidad docente, confrontando el evangelio con la propia vida, nos permitirá “ofrecer el proyecto de Jesús como un estilo de vida humanizador y liberador, en el desempeño de nuestra vocación docente” (Cfr. CPV – IE 99)

 

META 5: Colectivo de formación: “Ser docente un llamado a su vocación”


El 29 de septiembre de 2017 los educadores de la Diócesis de Ciudad Guayana reunidos en el colectivo de formación reflexionan sobre el llamado de su vocación para la sensibilización en el mejor desempeño de sus funciones como sembradores de amor y formadores desde una conciencia cimentado en los valores dones y carismas del Espíritu Santo desde donde emana toda bondad y bien.

 

 

Justificaciones

  1. “La situación de los docentes, en general, sigue siendo muy compleja. Mal remunerados y socialmente poco reconocidos, están muchas veces atrapados en el perverso círculo vicioso de ser víctimas y, a su vez, victimarios de un sistema educativo ineficiente. Como consecuencia, se constata en algunos de ellos poco entusiasmo respecto a su actuación académica, a su interés por la formación de los alumnos y por la formación religiosa y espiritual de ellos mismos.” (CPV – IE 33)
  2. “Hacer un llamado permanente a todos los educadores, especialmente a los católicos, para que vivan su profesión con dedicación generosa, con coherencia que se hace ejemplo, y con competencia responsable, y profundicen en su acción educativa en todos los niveles e instituciones, estimulándoles a que, además de la transmisión de conocimientos y destrezas, promuevan auténticos valores y comportamientos plenamente humanos y cristianos” (CPV – IE 143 (desafío 3)).
  3. Como agentes de la Pastoral Educativa queremos acompañar a los educadores en su camino de revalorización del ejercicio de la profesión docente generando un cambio de actitud y la conversión, confrontando la fe con la vida, hacia una dignificación personal y comunitaria de la profesión ejercitando valores de responsabilidad, diligencia, mística y dedicación a su misión.

 

META 6: Colectivo de Formación  del “Abrazo en Familia”


El 3 de noviembre de 2007, los docentes de la Diócesis de Ciudad Guayana se reúnen para recibir la formación sobre el Abrazo en familia a fin de estrechar las relaciones, familia, escuela y comunidad  sensibilizarlos para la convivencia fraterna y fortalecer los valore para la construcción del Reino de Dios.

Justificaciones

1-. Son muchas las razones por las que las familias no asumen su responsabilidad educadora no cuentan con las condiciones mínimas que les permitan crear un ambiente propicio, no pueden ofrecer, o no ofrecen de hecho la dedicación indispensable para promover en sus hijos un crecimiento armónico e integral, encuentran dificultades para entablar una relación positiva. De hecho, en muchos casos la educación rol que se genera  en los hogares no es el resultado de una educación en familia consciente y organizada. Unos por apatía otros por indiferencia, los más por un sentimiento de impotencia  por la falta de instancias de formación de los padres para cumplir su rol, dejan la orientación de los hijos casi exclusivamente en manos de la escuela de los educadores.

 

escudo-diocesis Diócesis de Ciudad Guayana
Senda Sula, Villa Alianza
Bolívar, Puerto Ordaz
Tel. (0286) 922 16 38
E-mail: administracion@diocesisdeciudadguayana.org.ve
  
logo-pastoral-de-medios Comisión Diocesana de Medios de Comunicación Social
Torre Caura. Planta libre oficina 2
Bolívar, Puerto Ordaz
Tel. (0424) 941 24 06
E-mail: pastoralmcs@diocesisdeciudadguayana.org.ve
pastoralmcsguayana@gmail.com